Accueil 9 caja de herramientas 9 Historia del la Jornada mundial del Rechazo a la Miseria

Desde 1987, fecha del primer encuentro, hasta hoy…

El 17 de octubre de 1987, el padre Joseph Wresinskionvocó a 100.000 defensores de los Derechos Humanos; ellos se reunieron en el atrio del Trocadero en París para rendir homenaje a las víctimas del hambre, de la violencia y de la ignorancia y manifestar su rechazo a la miseria y para hacer un llamado a la humanidad, para que unidos hagamos respetar los Derechos Humanos. En esa oportunidad se inauguró una Placa en la que se proclama el mensaje del Padre Joseph Wresinski, la que está ubicada en el atrio de los Derechos Humanos y de las Libertades, allí donde en 1948 fue firmada la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

«Allí donde se condena a la gente a vivir en la miseria, se violan los derechos humanos. Es un deber sagrado unirse para que se respeten.

P. Joseph Wresinski

Las 100.000 personas presentes eran de diversos orígenes, de diversos medios sociales y diferentes creencias. Estaban presentes altas autoridades públicas locales , nacionales e internacionales ; habían familias y personas que sobrevivían resistiendo cotidianamente la extrema pobreza.

Posteriormente a esta fecha, el 17 de Octubre de cada año y el 17 de cada mes, los más pobres y todos aquellos que rechazan la miseria y la exclusión, se reúnen en el mundo entero a fin de testificar su solidaridad y su compromiso para que la dignidad y la libertad de todos los hombres sean respetadas; de esta manera nació la Jornada mundial del Rechazo a la Miseria.

El 17 de Octubre de 1992, el ex Secretario General de la ONU , señor Javier Pérez de Cuellar, a nombre de personalidades internacionales reunidas en el Comité para la Jornada mundial del Rechazo a la Miseria, solicitó a esta organización el reconocimiento del 17 de Octubre. El 22 de Diciembre de 1992, la Asamblea de las Naciones Unidas proclama el 17 de Octubre como: DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACION DE LA POBREZA Desde entonces las iniciativas para celebrar esta Jornada continuán multiplicándose.

DE UN BARRIO POBRE A UNA JORNADA MUNDIAL DEL RECHAZO A LA MISERIA

1956 : El Padre Joseph Wresinski creó una asociación con las familias muy pobres, para que ellas sean reconocidas como parte de la sociedad.

La Jornada mundial del Rechazo a la Miseria se origina en un encuentro de familias de gran pobreza en el barrio de Noisy-le-Grand en la región parisina. El Padre Joseph Wresinski hombre emergido del mundo de la miseria, los reunió para fundar con ellos una asociación, la que más tarde sería conocida como Movimiento ATD Cuarto Mundo.

En esta ocasión, el Padre Joseph Wresinski prometió a su pueblo hacerles subir los peldaños de todos los lugares donde se decide el futuro de la humanidad, como el Elíseo, el Vaticano y las Naciones Unidas. Por este medio, él quería asegurar a estas familias un reconocimiento y una existencia en la conciencia de la humanidad.

Estas familias, aisladas y excluidas del resto del mundo, tenían la necesidad de los miembros de la sociedad para, juntos, rechazar la miseria. Es así que nace una historia de asociación entre las familias excluidas a causa de su miseria y personas establecidas y reconocidas en la sociedad.

17 de Octubre de 1987 : Las familias muy pobres del mundo, por fin, tienen un lugar para ellas La vida compartida de estas familias que nació en 1956, dio origen a la ceremonia del 17 de Octubre de 1987 con la concentración de 100.000 personas en el atrio de las Libertades, de los Derechos Humanos y del Ciudadano. Al llamado del Padre Joseph Wresinski estas personas afirmaban la necesidad de unirse para hacer respetar los Derechos Humanos, de los cuales, la miseria es una negativa permanente. En homenaje a las víctimas de la miseria, fue colocada una placa grabada en el atrio del Trocadero, en el lugar donde fue firmada la Declaración universal de los Derechos Humanos en 1948. La colocación de esta Placa marcó un reconocimiento simbólico a las familias más pobres, cuya existencia misma, hasta ese entonces, había sido ignorada en la vida política, social, y cultural de la sociedad.

Posteriormente a esta fecha, ciudadanos de diferentes orígenes, de diferentes condiciones y diversas convicciones se congregan alrededor de la Placa el 17 de cada mes y, en mayor número, el 17 de Octubre de cada año, para testificar su solidaridad con los más pobres y renovar su compromiso. Desde 1988 se realizan encuentros similares en el corazón de numerosas comunidades así como en los lugares de miseria de Africa, Asia y otros continentes. 1992 : Las Naciones Unidas reconocen al Cuarto Mundo y su contribución al hombre

Es una verdadera Jornada mundial del Rechazo a la Miseria, que nació de la iniciativa de los más pobres.

El 22 de Diciembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución, proclamando el 17 de Octubre como «Jornada internacional para la eliminación de la pobreza», admitiendo de esta manera la contribución de las familias más pobres a sus homólogos. El 17 de Octubre de 1994, 300 familias de las más pobres del mundo procedentes de 45 países fueron recibidas y escuchadas por el señor Boutros Boutros-Ghali, Secretario General de las Naciones Unidas, manifestando así el reconocimiento de las Naciones Unidas a las familias más pobres del mundo. Con este hecho fue honrada la promesa del Padre Joseph Wresinski de hacer subir las gradas de las Naciones Unidas al pueblo del Cuarto Mundo. 1995 : Una humanidad liberada del terror y la miseria. Los esfuerzos emprendidos por los pobres para hacer cumplir la Declaración de los Derechos Humanos, fueron vanos.. En el quincuagésimo aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial, los pueblos del mundo son llamados a celebrar esta Jornada en todos los lugares significativos donde la historia de las víctimas de la guerra cotidiana, ocasionada por la extrema pobreza y exclusión, fue olvidada. Por todas partes, ellos repiten que ningún ideal de la humanidad puede realizarse si los más pobres no están asociados desde el comienzo a éste.

1996 : Las familias muy pobres son reconocidas como socios en la construcción del mundo del mañana.

Después de la «Cumbre mundial del desarrollo social» realizada en Copenhague en 1995, las Naciones Unidas designaron oficialmente el año 1996, «Año internacional para la eliminación de la pobreza». Este año fue una etapa más, en el largo camino de las familias más pobres por ser recibidas como socias en los lugares donde los hombres reflexionan y deciden su futuro En esta ocasión, el Secretario General de las Naciones Unidas se dirigió por primera vez a las personas pobres: «Nosotros les escuchamos, nosotros les pedimos que nos digan lo que podemos hacer, no por ustedes, sino con ustedes». La historia de una nueva fraternidad entre todas las personas alrededor de los más pobres se continúa escribiendo. Hoy día se propone a todas las personas que desean celebrar esta jornada, asociarse a esta corriente mundial.