Su lucha es mi motivación
haitipetit.jpg
Carta a Nuestros Amigos en el Mundo 107

Soy militante ambiental (GAFE) técnica agropecuaria y estudiante de Ciencias Jurídicas. Y actualmente Secretaria General de una asociación del sector de la discapacidad llamada MCPHPSH (por su iniciales en francés): Movimiento ciudadano de personas discapacitadas físicas del Sur de Haití (Cayes).

Me comprometí a ayudar a difundir el libro "Ravine L'Espérance", un libro escrito en homenaje a la valentía de las personas cuyas vidas son muy difíciles. Esta novela haitiana ha tenido un éxito extraordinario a través de las conferencias organizadas para presentar el libro. Durante mis viajes para asistir a estas conferencias, saltó a mis ojos otra realidad flagrante: la pobreza. Debo decirles que hace falta mucho valor para no hundirse en la desesperación. Hay una especie de pobreza psicológica en la masa desfavorecida. Hay una profunda negatividad en el ser haitiano.

Hay cosas que nos gustaría no tener que decir. Intentamos correr un velo sobre ciertas realidades. El problema de la pobreza es realmente complejo. Ya que en Haití nuestros intelectuales están ausentes, nuestras élites están ausentes, los gobernantes están ausentes. Así que primero tenemos que luchar contra la pobreza trabajando una conciencia masiva. Salir de la fatalidad. Ver cómo vamos a hacer todos juntos para que la gente pueda creer en sí misma. Porque es un problema de confianza lo que hace que las no logremos erradicar la pobreza. Tenemos que unir nuestros corazones a través de nuestras acciones.

Para terminar, permítanme compartir una experiencia que llevo en el corazón. En nuestra asociación hay varias mujeres jóvenes con discapacidad, pero hay una entre las más vulnerables, me tomo la libertad de citar su nombre: Sima Marielle; ella sufrió una enfermedad que es la causa de su discapacidad actual. A pesar de su discapacidad física y su limitación intelectual, su familia depende de ella para sobrevivir. El año pasado hizo enormes sacrificios para poder tomar un curso de técnica agrícola que fue su primer certificado. Después de completar la capacitación, ahora está luchando para poder cultivar la pequeña parcela de tierra detrás de la casa (lakou) y así poder alimentar a los once miembros de su familia. Ella siempre me dice "Chrismaine, tengo que luchar continuamente para aliviar el hambre de mis hermanitos y hermanitas". Esta joven mujer es una fuente de motivación para mí.

Chrismaine Sévère, Movimiento ciudadano de personas

discapacitadas físicas del Sur de Haití, Haití.