Temática para 2016
De la humillación y la exclusión a la participación: Poner fin a la pobreza en todas sus formas

Seleccione un país para ver el tema y descubra los eventos relacionados

Las personas que viven en extrema pobreza son más vulnerables a condiciones difíciles y peligrosas ligadas al medio ambiente puesto que cuentan con menos recursos para hacer frente a las consecuencias. A menudo viven en zonas contaminadas o expuestas a desastres naturales y a los efectos del cambio climático, como inundaciones, sequías y deslizamientos de tierra. Estas personas no pueden acceder a sus derechos, como la salud, educación, trabajo decente, acceso al agua potable y saneamiento. Sus esfuerzos por encontrar un medio de vida pone en riesgo su salud. En las zonas urbanas, por ejemplo, puede implicar la recolección de basura para la reventa a través del reciclaje, esto les expone a sustancias químicas tóxicas. En las zonas rurales, las personas trabajan muchas horas en los campos o plantaciones. Sus cuerpos pagan un alto precio por este trabajo duro y escazos resultados.

La respuesta a los desafíos del desarrollo sostenible no debe ir en detrimento de aquellos que viven en extrema pobreza, sino más bien asegurarse de que esten en el corazón del cambio. Las políticas de desarrollo sostenible deben absolutamente tomar en los esfuerzos de las personas en extrema pobreza. A menudo estas personas están a la vanguardia de iniciativas de transformación de sus condiciones de vida frente al el déficit de viviendas urbanas mediante la mejora de instalaciones de abastecimiento de agua, saneamiento o calefacción, trabajando en pequeños "grupos de amigos solidarios" para la gestión de residuos, todo eso para pasar con éxito de una vida peligrosa y apenas tolerable para la creación de actividades generadoras de ingresos. Los programas de protección del medio ambiente se debe reflejar en la gente y las poblaciones más vulnerables, debe de construirse sobre sus capacidades y esfuerzos para garantizar que todos los derechos sean ejercidos para todos en la sociedad.

Con motivo de la preparación de la Cumbre de Río en 2012, veinte años después de la Conferencia sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo en 1992, las Naciones Unidas "reconocen que la erradicación de la pobreza es el mayor desafío que afronta el mundo en la actualidad y es una condición indispensable del desarrollo sostenible” (resolución A RES / / 64 / 236).

Para las familias que viven en la extrema pobreza, un desarrollo sostenible exige más que los programas de lucha contra la pobreza. Tanto en dadasel “Norte” como en el “Sur”, los niños se enfrentan a "la injusticia y la violencia de su entorno", como nos dicen sus padres. Entre las formas de violencia más visibles, están aquellas relacionadas con los conflictos armados, el acoso de policias armados y la violencia de las pandillas. Pero al hablar con los niños y sus familias sobre estas situaciones, ellas citan en principio formas más insidiosas de violencia.

"Cuando te levantas por la mañana sin saber donde ir, sin nada en la mano para alimentar a tus hijos, eso es violencia."

 “Cuando te ves obligado a pelearte para defender lo poco que tienes, eso es violencia."


“Cuando siempre estás obligado a bajar la cabeza, cerrar los ojos, fingiendo no entender nada, eso es violencia” ¹.

El desarrollo sostenible no es sólo tener un planeta limpio. Es asegurar que nadie sea abandonado y que todos hagan parte de la reflexión sobre el mundo que buscamos construir. Sólo entonces será un verdadero desarrollo sostenible y la paz duradera será construida.

El desarrollo solo será sostenible con la participación de todos.

* * *

¹ Conferencia "La democracia a la prueba de la pobreza extrema, la actualidad del pensamiento de Joseph Wresinski." Puerto Principe, Haití, 2008.