Tema internacional para el 17 de octubre 2012
17 octobre 2011 - Philippines

" Poner fin a la violencia de la pobreza extrema:
apoyarse en las habilidades de todos para construir la paz. "

«Cuando te levantas en la mañana sin saber a dónde irás, sin tener nada en la mano para dar de comer a tus hijos, eso es violencia. Cuando estás obligado a pelearte con otro para defender lo poco que posees, eso es violencia. Cuando estás siempre obligado a bajar la cabeza, a cerrar los ojos, a no hablar, a hacer eso que no entiendes, eso es violencia.»

Una madre de Haití

La pobreza extrema destruye la vida y el espíritu de los seres humanos. Mata a más niños, jóvenes y adultos que la guerra. Las personas que viven en extrema pobreza son permanentemente desafiadas y amenazadas por la falta de comida, alojamiento y acceso a los servicios básicos. Aguantan condiciones de trabajo peligrosas y viven en entornos precarios, degradados e inseguros.

Estas condiciones de vida y privaciones diarias son violaciones de los Derechos Humanos que provocan y perpetúan violencias emocionales, psicológicas y físicas. Las personas en la pobreza y sus comunidades experimentan repetidamente el sufrimiento y la vergüenza de la humillación y la exclusión social. Son penalizados por sus condiciones de vida.

Enfrentados a tal violencia, las personas que viven en la pobreza extrema son obligadas a llevar una vida en la que su dignidad y sus derechos son raramente respetados. Tienen a menudo el sentimiento de no ser reconocidos ni tratados como seres humanos con los mismos derechos. La ironía es que la sociedad a menudo los percibe como fuente de violencia y de amenaza para la sociedad, en lugar de verlos como las víctimas de la violencia y de la criminalidad.

¿Cómo, a partir de tal violencia, construir una sociedad justa y pacífica? La primera etapa es garantizar, proteger y respetar la dignidad y los derechos humanos fundamentales de las personas y comunidades en todas las sociedades.

Desde su primera celebración, hace 25 años, el Día Internacional para la Erradicación de la Extrema Pobreza busca promover esta primera etapa favoreciendo un mejor diálogo y una mejor comprensión entre las personas que viven la pobreza y sus comunidades y la sociedad en general. El Día ofrece la oportunidad para reconocer los esfuerzos y dificultades de las personas que vive en la pobreza. Les da la oportunidad de tomar la palabra y hacer oír sus preocupaciones. Representa un momento para reconocer que estas personas se encuentra en primera línea en la lucha contra la pobreza (Informe del Secretario General de la ONU, A/61/308).

El Día Internacional para la Erradicación de la Extrema Pobreza es un llamado dirigido a todos para reunirse con las personas que vive en extrema pobreza e intercambiar, como iguales, sobre iniciativas que definen las poblaciones más vulnerables y más excluidas, así como su participación activa en la erradicación de la pobreza. Este Día también es un llamado a reforzar los medios de comunicación unos con otros a fin de compartir mejor nuestras ideas, lecciones aprendidas, experiencias y actuar en solidaridad contra la pobreza y la injusticia social.

Es sólo escuchando a las personas que viven en pobreza extrema, que de su valentía y experiencia, podemos aprender cómo alcanzar un mundo de paz para todos. La transformación social que se necesita para conseguir una sociedad pacífica solo puede lograrse mediante la contribución activa de todos, independientemente de su lugar de vida o de sus orígenes sociales o culturales.

Esto empieza con el reconocimiento de que la pobreza es violencia. Un hombre con experiencia directa de la pobreza en Nueva Orleans compartió su visión personal:

“Cuando la violencia que es vivida por las personas que viven en extrema pobreza es reconocida, eso brinda una especie de paz al alma.”

Tal reconocimiento da fuerza a las personas y a las comunidades que viven en la pobreza. Informa y hace nacer en la sociedad la toma de conciencia de la implacable violencia de la pobreza extrema. Anima también a solidarizarse con las personas en situación de pobreza en su lucha diaria contra las privaciones, la discriminación, la exclusión social y la pérdida de la dignidad y de los derechos humanos. Un encuentro así crea la base sobre la que podemos construir un camino hacia la paz y la armonía social.

Por lo tanto, es adecuado que en 2012 la Conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Extrema Pobreza se centre en el tema « Poner fin a la violencia de la Pobreza Extrema: apoyarse en las habilidades de todos para construir la paz». Esperamos que este tema iniciará en todas partes diálogos continuos.

Informaciones sobre las conmemoraciones organizadas el miércoles 17 de octubre en el mundo están disponibles en el sitio http://mundosinmiseria.org/.

Mediante la resolución A/RES/47/196 adoptada el 22 de diciembre de 1992, la Asamblea General declaró el 17 de octubre el día mundial del rechazo a la miseria como el Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza e invitó a todos los estados a dedicar el Día a la presentación y promoción, de acuerdo al contexto nacional, actividades concretas concernientes a la erradicación de la pobreza y miseria.