Si usted quiere sentirse útil, ayúdeme a crear un instituto de investigación
Mme_de_Vos

La señora Alwine de Vos van Steenwijk nos ha dejado el 24 de enero à los 90 años. Ella dio sus fuerzas sin medida para construir el Movimiento ATD Cuarto Mundo.

A fines de los años 50, cuando era diplomática de los Países Bajos en París, ella oyó hablar del Padre Joseph Wresinski y de la lucha de las familias que vivian en la pobreza extrema, eso la llevó hasta el campo de Noisy-le-Grand. Impactada e interpelada por la novedad de aquello que las familias y el Padre Joseph emprendían, un día decidió tomar el camino de tierra, polvo y suciedad que llevaba hacia el campamento. Quería encontrarse con el Padre Joseph. Él le propuso ayudar a clasificar las cosas que llegaban para las familias mientras lo esperaba. ¿Cómo clasificar la ropa rota o sin lavar? Al atardecer, el Padre Joseph encontró a Alwine llorando y sentada sobre una silla en el vestuario. «¿Por qué llora?» «Me doy cuenta cómo mi propio medio puede humillar a los pobres. Ellos piensan que ayudan enviando zapatos impares ». « Si usted quiere sentirse útil, ayúdeme a crear un instituto de investigación ».

Fue así como ella puso las bases de la « Oficina de Investigación Social » que marcaría el inicio de un combate inteligente y tenaz para que la experiencia y el pensamiento de familias muy pobres puedan entrar en el mundo científico. El Centro internacional Joseph Wresinski (www.joseph-wresinski.org) continua ese trabajo.

Más tarde, el Padre Joseph le pidió convertirse en embajadora del pueblo del Cuarto Mundo con la ambición de que él pueda subir las escaleras de las Naciones Unidas; es decir, introducirlos como nuevos colaboradores en la vida pública internacional, allí donde se reflexiona, se elabora y se decide el futuro de la humanidad. Ella ha creado contactos en todo el mundo, participa en la construcción del Foro Permanente sobre la extrema pobreza en el mundo, que hoy se convertió en el Foro por un Mundo sin Miseria, y durante 14 años escribió el editorial de la Carta a Nuestros Amigos en el Mundo.

Después de la muerte del Pare Joseph, ella puso toda su energía para que la acción y el pensamiento Wresinski sean reconocidos como tales, que sean accesibles, que sus diálogos continúen siendo fuente de inspiración tanto en las esferas políticas, científicas, culturales como en su Iglesia.

Sus obras de teatro, que ella ha realizado durante los últimos años en los Países Bajos con profesionales y con familias enfrentadas a la injusta exclusión de la miseria, han abierto y movilizado el corazón y la inteligencia de miles de espectadores de todos los horizontes.

El recuerdo de Alvine siguirá vivo entre nosotros.

Estimados amigos de ATD Cuarto Mundo,

Nunca es tarde para acordarse de una persona que ha sido tan preciada, tan unida a los más pobres por todas partes en el mundo. Quisiera nombrar a la señora Alwine de Vos van Steenwijk.

No podemos dejar de pensar que ella fue una madre para nosotros y nuestra organización “Compañero de Acción para el Desarrollo Familiar”, CADF. Gracias a su apoyo y numerosos consejos de señora Alwine,  por medio de diversos correos que intercambiamos desde 1994, logramos comprender y edificar las bases de la lucha contra la miseria en el seno de nuestra organización.

El fallecimiento de la señora Alwine es una perdida mundial. Su ejemplo y su apego a los valores humanos y su combate intenso por la dignidad de todas las personas olvidadas del mundo permanecen como grandes lecciones y notables símbolos que no olvidaremos.

Que el alma de Alvine de Vos van Steenwijk descance en paz.

Dieudy M. K.

República Democrática del Congo