Nadie escoge vivir en la miseria
2018-oct17-cameroun-koumenke-garouna2.png

Vivo en Camerún, y con amigos fui al pueblo de Koumenke, que conozco bien, para conmemorar el 17 de octubre. Recorrimos todo el pueblo y hablamos con jóvenes, padres y madres. Para esta primera ceremonia, el objetivo era comprender la situación que vive la población.

Descubrimos que pocas niñas y niños superan los estudios primarios. Diferentes intercambios pusieron en evidencia que una de las razones era la falta de dinero. La única actividad, que es la agricultura, permite únicamente alimentarse y sobrevivir. Por otra parte no hay agua potable porque no llega el suministro al pueblo; la población se desenvuelve con algunos antiguos pozos en los barrios y ese agua sirve para todas las necesidades domésticas.

Una vez constatado esto dialogamos e intercambiamos algunas ideas con los grupos de mujeres:

• Constituirse en ‘Agrupación de Iniciativa Común’ para una agricultura que permita producir
más, privilegiando sistemas orientados al desarrollo sostenible.
• Organizar periódicamente seminarios sobre conservación y tratamiento del agua.
• Sensibilizar sobre la importancia de la escuela para las niñas y niños.
• Apoyar el centro de salud del pueblo.

Gbetnkom A, Koumenke, Camerún

Palabra clave :