Me siento feliz de haber conocido a estas familias
gracy-inde-low.jpg
Carta a Nuestros Amigos en el Mundo 103

Soy consejera de trabajo social en una universidad en Bombay. Comencé mi carrera como coordinadora en una comunidad y luego como trabajadora social. Así, trabajé en un barrio de chabolas cuyos habitantes eran de diferentes religiones y castas. Las madres trabajaban como empleadas del hogar en las casas de las familias ricas del barrio y los padres eran zapateros y reparaban zapatos y sandalias sentados al borde de la carretera.

Mi misión era trabajar en el desarrollo de toda la comunidad. La primera etapa consistió en establecer lazos con las personas, a menudo simplemente visitando a las familias en sus casas. El objetivo de estas visitas era aprender a conocernos, pero también comprender las condiciones de vida de las familias y entender mejor sus expectativas. Una y otra vez volvían las mismas preocupaciones ¿cómo ocuparse de las niñas y niños más pequeños, cómo conseguir escolarizar a los más grandes? Y así, de la ambición de las familias y con el apoyo de los estudiantes de Trabajo Social empezamos a inscribir a los niños y niñas en la escuela municipal. Gracias al apoyo económico del proyecto proporcionamos libros de texto y material pedagógico hasta la secundaria. También se proponían formaciones y acciones para reforzar los medios de subsistencia de las familias.

Años más tarde, cuando yo ocupaba otro cargo, me informaron de que tenía una visita. Cual fue mi sorpresa cuando vi que se trataba de algunos de los jóvenes que habíamos inscrito entonces. Ahora tenían un empleo y trabajaban como funcionarios, o en el sector privado. Deseaban expresar su gratitud por haber tenido la oportunidad de ir a la escuela. Esta visita inesperada se me ha quedado grabada en la memoria. Aunque los proyectos de desarrollo basados en un apoyo económico presentan límites, no podemos compararlos con actos filantrópicos puntuales. Se trata de una inversión duradera que contribuye al desarrollo de las condiciones sociales, culturales y económicas de las familias.

Me siento emocionada y feliz de haber podido conocer a estas familias. Han trabajado muy duro y ahora tienen una vida modesta, pero en un ambiente digno. Además, estas personas ahora ayudan a otras en su transformación social.


Dr. Gracy Fernandes, Bombay, India

Palabra clave :