Lo que cuenta es nuestro compromiso común
image-jw.jpg

Joseph Wresinski nació en 1917, en Francia, en un barrio pobre de la ciudad de Angers. Hijo de una familia sin recursos, pronto conoció la injusticia y la violencia de la extrema pobreza.

En 1957, con las familias de un barrio de chabolas de los suburbios de París, fundó lo que hoy en día es el Movimiento ATD Cuarto Mundo.

Desde entonces, nunca dejó de ir al encuentro de las personas más pobres, tanto en Europa como en el resto del mundo. En todas partes quiso aprender de ellas y de quienes dedican lo mejor de sí mismos a luchar contra la pobreza extrema.

Consciente de hasta qué punto este combate que se libra con los más pobres es fundamental como difícil, fundó en 1980 el Foro por un Mundo sin Miseria. “El foro nació porque queríamos unir todas las fuerzas, que nadie se desanime debido a la soledad y también para aprender juntos la forma de avanzar con los pueblos de la extrema pobreza. No importa que seamos funcionarios, ciudadanos, representantes de organismos nacionales o internacionales. Lo que cuenta es nuestro compromiso común junto a las personas más pobres.”

Joseph Wresinski sacó su fuerza de la resistencia a la extrema pobreza de las personas más pobres y la encontró también en esta voluntad común de erradicar la extrema pobreza que se revelaba en las primeras cartas de los lectores.

En noviembre de 1983, les respondía así: “Cuando escribimos las primeras Cartas a Nuestros Amigos, no pensábamos que un día serían un medio para comunicarnos unos con otros, que nos permitirían, no sólo compartir nuestras preocupaciones y nuestras angustias, sino sobre todo nuestros esfuerzos para luchar contra la extrema pobreza y, finalmente, destruirla. La originalidad de esta Carta a Nuestros Amigos es que todos podemos aportar las bases para un desarrollo diferente, el que nos permitirá de decirnos todo y no excluir a nadie de nuestros intercambios, sobre todo a los que más sufren.”