La riqueza es escuchar la gente que habita los caminos de la miseria
detail_dessin_lam80.jpg

Javier es cura en la Parroquia de San Carlos Borromeo-Entrevías, España y miembro de la “Coordinadora de Barrios”. Él vive con los pobres en su convicción de que es con ellos con quienes podemos trasformar el mundo en el que vivimos.

Muchas veces, y últimamente tengo más la sensación que cuando hay crisis grandes, no sólo económicas sino también como la que estamos viviendo en España, se agudizan mucho más las investigaciones acerca del otro y especial- mente acerca del otro pobre. Cosas interesantísimas, pero uno no acaba de entender muy bien si todo ese saber va a colaborar en que la gente deje de ser pobre, más alla de los saberes particulares y del currículo de cada investigador.

Algunos tenemos el privilegio, como es mi caso, de vivir con los pobres. Yo creo que al mundo de la pobreza se les desnuda muy habitualmente: los operadores jurídicos, los trabajadores sociales, los voluntarios, el cura..., los pobres siempre van contando su vida y una vida cuyo curriculum muchas veces nos avergonzaría si tuvieramos que expresarlo públicamente. Porque los demás podemos contar cosas buenas por un cumulo de oportunidades y también de condiciones familiares, sociales, económicas, culturales, grupales. Si espero alguna revolución es esa que venga desde abajo y de ahí la riqueza que me parece el que hayamos escuchado a la gente que habita los caminos de la miseria. Que hayan sido ellos los que nos han dicho primero cómo quieren ser, cómo se sienten y cómo nos perciben. Quizá habría - y yo los animo a los que son del ámbito universitario - que provocar que las tesis doctorales fuesen al contrario: vayan Uds. a investigar a ver qué percepción tienen los pobres de los que les investigamos o de los que estamos con ellos… con lo cual creo que si hay una revolución posible es la que viene no sólo de estar junto a ellos, sino de que ellos nos digan lo que quieren.
Hay luchas que cada uno debemos hacer en lo micro, en nuestro lugar, pero que son luchas que tienen que tener una repercusión igual que el mal, una repercusión global para que este mundo vaya transformándose.

JAVIER B., ESPAÑA

Palabra clave :