"La gente se está levantando"
arton1769.jpg

Frei Gilvander y Rosário cuentan sobre su visita reciente al Campo Dandara, que acoge a familias angustiadas por la necesidad de encontrar un techo. Han regresado llenos de esperanza. Descubra a un corresponsal del Foro Permanente sobre la extrema pobreza en el mundo.

Frei Gilvander de Brésil cuenta:

Hoy, 30 agosto, he ido al Campo Dandara. He vuelto de el lleno de esperanza. He visto a Joviano que acogía a una enorme fila de familias recientemente llegadas, desesperadas por la necesidad de encontrar un techo.

He recorrido todo el Campo, felicitando a aquellos que están construyendo su casa y animando a todo el mundo a hacerlo. Hay ya más de treinta casitas en construcción. La gente ya no tiene miedo. Se ven ladrillos llegando sobre bicicletas, coches, motos, carretillas, cochecitos de bebes, baldes, etc.

He comido en una de las casita ya acabadas, con instalación de agua y electricidad. Era la casa de la señora Maria, (una mujer mayor muy inteligente), el Sr. Joaquim, Eduardo y Luísa, de 15 años, que tiene 4º mes de embarazo. La comida estaba deliciosa.

He podido sentir que la gente se está levantando. Nuestro combate no será vano. Todos los combates valen la pena cuando se tiene un gran corazón. Pienso que deberíamos empezar a construir también un Centro Comunitario.

En Noviembre, Rosario añade:

Hoy fui al Campamento Dandara, No había vuelto después del comienzo de la época de lluvias. ¡De hecho, la situación de la gente del campamento en este momento es muy difícil! Con el viento, numerosas barracas, e incluso algunas casas de material solido se han caído.

Pero lo que es bonito, es sentir la solidaridad que existe entre ellos. ¡Hay gente que había adquirido material para su construcción y que ahora lo utiliza para ayudar a sus vecinos!

En cuanto este periodo de lluvias y de reconstrucción haya acabado, creo que deberíamos reunir al Colectivo por la Educación para empezar el trabajo a ese nivel.

Visite a una Señora llamada Maria, que tiene un hijo de dos años que sufre de microcefalia, también tiene otro bebé de algunos meses; y necesita una silla de ruedas parar su niño minusválido. Vamos a lanzar una campaña en las parroquias para ver si logramos encontrarle una silla de ruedas; Por el momento ella lleva a un niño en cada brazo … ¡Es una situación muy difícil! ¡Resistamos y tengamos fe!

Para comentar a este artículo, hacer clic aquí.