Hablar sin miedo y por fin reflexionar juntos
lulanzi.jpg
Carta a Nuestros Amigos en el Mundo 81

En el mundo en que vivimos, donde hay que hacer frente a tantos retos, queda aún una riqueza inexplorada que merece ser tomada en cuenta, se trata de la inteligencia de las personas que resisten a la pobreza extrema y luchan con todas sus fuerzas para que sus hijos no la padezcan. Su historia de resistencia se arraiga en su sentido de la dignidad, legado que dejaron sus antepasados durante años de constantes privaciones y humillaciones, siendo tratados como si no fueran seres humanos. Esta resistencia les confiere una experiencia y un conocimiento irremplazables, de los cuales nuestra sociedad hace caso omiso, ignorando siempre que quienes luchan a diario por la vida en las zonas rojas del mundo, tienen un conocimiento útil que pueden compartir para redefinir un desarrollo realmente sostenible, la paz para todos y una comunicación eficaz para que disminuya la miseria.

El padre Joseph Wresinski, en 1987 ante los funcionarios de la ONU, decía: “A lo largo de los senderos y caminos de tierra más alejados, en las zonas urbanas más desfavorecidas, allí donde la mayoría de los habitantes son iletrados, siempre encontré persona mayores e inclusive niños,quienes tenían conciencia de que el mundo avanzaba,cambiaba, se desarrollaba. Para ellos el sufrimiento más grande no era el ser pobre y seguir siéndolo, lo que más les dolía era que otros participaran en ese cambio mundial y que ellos quedaran excluidos, como si fuesen nada”.

Para salir de esta ignorancia y del aislamiento que crea la miseria y priva a la humanidad de toda posibilidad de innovación verdadera, es vital crear espacios donde se den las condiciones de encuentro entre quienes no tienen la oportunidad de hablar, para que lo puedan hacer sin miedo y por fin reflexionar juntos. Es esto lo que ustedes intentan realizar, razón por la cual hacen hincapié en la importancia del Día mundial del rechazo a la miseria. El 17 de octubre se reúnen las condiciones para pensar, reaccionar y experimentar de otra forma el encuentro con aquellos cuya voz no puede ser escuchada en ninguna otra parte.

Mediante el Foro por un mundo sin miseria, que pone en relación a las personas de los cinco continentes que emprenden acciones para crear este encuentro inédito, queremos compartir nuestros conocimientos, nuestro coraje y nuestras ideas, para que nadie quede excluido.

Isabelle Perrin,
Delegada General del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo