Esas miles de historia nunca contadas...
yong_bateau.jpg
Carta a Nuestros Amigos en el Mundo 83

El Centro de Ayuda a los Pescadores fue creado en 1986 en el mercado de pescados de Chi-chin en Kaohsiung, a iniciativa de la Iglesia Presbiteriana de Taiwán. Varios de sus miembros directivos se habían dado cuenta que el número de barcos víctimas de las catástrofes marítimas o retenidos en puertos extranjeros aumentaba constante-mente. Ellos decidieron entonces implementar un programa para apoyar a la comunidad de  pescadores.

El centro ayudó a Yong* y a su familia. Su mujer vino al Centro para pedir ayuda porque su marido estaba desempleado y su casa podía ser embargada. Le pedimos que dijera a Yong que viniera a vernos para entender mejor lo que necesitaba para poder ayudarlo eficazmente. Ella nos contestó que su marido había pasado casi toda su vida a bordo de barcos y era prácticamente incapaz de comunicar con las demás personas.

La mujer de Yong nos describió las condiciones de vida miserables de su marido, nos habló de empleadores duros y de salarios impagados. A pesar de sus problemas de salud, Yong no tenía ni seguro de salud, ni ningún otro seguro (invalidez, vejez o muerte). Pedimos una asistencia médica de emergencia y le ayudamos, pero la situación se agravó progresivamente, su hija se fue de la casa y su mujer obtuvo el divorcio. Acompañamos a Yong el tiempo de su hospitalización, sus últimos días de vida y en su entierro.

Esta es solo una historia entre otras miles, escondidas y siempre tan trágicas, relativas al mundo de los marineros.Los pescadores y marineros deben casi siempre trabajar en el mar toda su  vida para sufragar las necesidades de sus familias. El mar es una especie de cárcel con muros invisibles que los retiene lejos de sus casas. Cuando vuelven a  tierra, deben   encarar la pobreza, la separación con sus familias y la enfermedad. Al final de sus vidas, tienen deudas: sus seguros de salud no han sido pagados, y se ven enfrentados a una enorme factura de hospital.

El Centro ayuda a los marineros y a los pescadores a que les paguen los salarios debidos y a trabajar en condiciones de seguridad aceptables. Les ayuda también a encontrar  nuevos empleos, organiza visitas al hospital, o a sus  domicilios si es necesario. Trabaja para que haya más justicia en el sector de la pesca.

* Yong significa “valiente” en chino

TOMADA DE LA CARTA DE INFORMACIÓN AL CENTRO DE AYUDA
A LOS PESCADORES DE LA IGLESIA PRESBITERIANA TAIWANESA,
KAOHSIUNG, AL SUR DE LA ISLA DE TAIWAN.

 

Palabra clave :