Definimos junto con la población, lo que el desarrollo significa para ella.
standorte_harguzirpar.jpg

Lenen R. es oriundo del Bangladesh y trabaja para la ONG MATI (que significa "La Tierra") fundada en 1997. Esta trabaja al norte de Bangladesh con una población que vive por debajo del umbral de la pobreza. MATI trabaja en los ámbitos de la mejora de la autonomía de las mujeres, de la educación y del desarrollo de los medios de existencia.

El centro de su gestión es definir junto con las personas concernidas, lo que "desarrollo" significa para ellas planificar y hacer efectivos proyectos con ellas. Tenemos un proyecto llamado "El pueblo del Milenio" para el que trabajamos con los aldeanos en el marco de los Objetivos del Milenio para el Desarrollo en una gestión completamente participativa. Experimentamos mejoras en numerosos ámbitos tales como la educación, el acceso al agua potable o la reducción de la deuda.

El Bangladesh es aclamado como la "Patria del micro-crédito", pero creemos que lo que la gente realmente necesita, son compromisos, relaciones, y no solo dinero. Le pregunté a una mujer del Pueblo del Milenio "¿Qué quiere decir concretamente la pobreza para ustedes"? Ella me contestó: "Yo no soy pobre, puedo trabajar, entonces puedo ganar dinero. Yo solo necesito un trabajo decente". Hay que comprender esto como la exigencia de un futuro, un futuro donde cada uno puede utilizar los talentos que tiene.

En el Pueblo del Milenio, tratamos de mejorar las condiciones de vida según las prioridades de los aldeanos. Muchos niños no van a la escuela, pues no hay una preescuela en el pueblo y la escuela dirigida por otra ONG solo tiene algunas plazas. Para ser admitido en una clase de una escuela gubernamental, los niños tienen que haber ido a la preescuela para lograr pasar el examen de entrada.

Juntos, los aldeanos construyeron un pequeño centro comunitario en medio del pueblo, con un aula para la escuela, y otra para los cursos de costura de las mujeres. Cada año, cuarenta niños de 4 a 6 años van a la preescuela, en dos equipos de veinte cada uno. La maestra es una mujer instruida de la comunidad. Como la escuela está en el corazón del pueblo, ella está a solo unos metros de las casas de los niños. Un día de escuela dura una hora y media, es la duración de concentración de los niños. Las madres pueden sentarse en el patio y ver lo que ocurre en la clase. A menudo la gente de la comunidad habla entre si de lo que espera de la escuela o del maestro.

LENEN R., BANGLADESH