Cuando el coraje solidario hace posibles las utopias
memorias mam

“Doy testimonio de Ustedes”

Extraña coincidencia. Cuando a fines de los años 1950, Joseph Wresinski se unió a las aproximadas trescientas familias que se refugiaban  en el campamento de personas sin techo en Noisy le Grand, en Francia, en ese mismo entonces en la Rep. Oriental del Uruguay, Ester Cardellino se contactaba  con personas que vivían en un “conventillo”, completamente marginadas por el resto de la sociedad.

Aventura que, algunos años más tarde en Santa Fe, (Argentina) la llevará junto algunos amigos, a aliarse con otras familias marginadas, fundando con ellas, una organización no gubernamental, llamada Movimiento Abolición de la Miseria.
En ese período Ester escribió el relato de esa aventura y Graciane Berriex en nombre del Movimiento internacional ATD Cuarto Mundo la apoyó quedándose muy cerca, en un diálogo permanente. El relato de la vida de ese grupo es universal. Los lugares y las familias de las que se da testimonio se parecen a todos los no man’s land del mundo donde sobreviven familias encerradas por la miseria, apartadas de la mirada y de la vida de los demás, aplastadas por la falta de respeto y desprecio. El relato
sobre todo derriba opiniones fatalistas, moralistas o incrédulas que pesan sobre los «pobres de todos los tiempos y aún de hoy.»

Al leer el relato, tanto Elvira, Hugo, Pablo, como Chela, Gabriela y todos los demás nos revelan que ningún ser humano puede ser reducido a su apariencia o a sus acciones. La aventura que ellos resolvieron vivir –¡vaya el precio, condiciones e incomprensiones!- es como un contrato que sellaron juntos- para hacer frente a la idea tan fuertemente inculcada e instalada de que las mujeres, hombres y niños que viven sin techo, allá en La Tablada, en un conventillo o en un campamento, es: porque lo quieren.
Fue, su firme convicción de que aquella situación era inhumana, inaceptable y contraria a los derechos fundamentales, la que condujo a los habitantes de La Tablada y los que, como Ester, se unieron a ellos, a luchar con empeño hasta lograr preservar la integridad de cada ser humano.
Por lo tanto el relato manifiesta otra realidad: muchas, son las personas que ignoran el desamparo de los que viven en la miseria, como ignoran también sus esfuerzos para salir adelante. Estas historias cargadas de verdad y autenticidad, trasmiten una auténtica imagen de los  esfuerzos cotidianos, de las adversidades encontradas, de los apoyos recibidos, de las decepciones y fracasos sufridos, de las victorias ganadas.

Sin dar moralejas, el relato demuestra que el camino hacia un mundo liberado de la miseria consiste en escuchar las experiencias de los que la viven. Y demuestra que ese camino no es utópico. La red del Foro Permanente sobre la extrema pobreza  en el cual Ester participa desde hace unos quince años, indica que por todas partes, hasta los lugares muy alejados, existen personas que se juntan para comprender, apoyarse, reflexionar y actuar.
Es lo que hicieron las familias de La Tablada y los miembros del Movimiento Abolición de la Miseria. Este relato conmovedor, demuestra la necesidad de un largo acompañamiento. Aporta una piedra en la construcción de un mundo que puede ir hacia una mayor  comprensión y satisfacción.  Un mundo que puede dar lugar a la solidaridad permanente, un mundo que puede crecer en paz, porque la miseria es
desterrada.

Gracias Ester y Graciane por ese precioso regalo que da honor a todos los seres humanos.

Huguette Redegeld
Foro Permanente sobre la extrema pobreza
Miembro del Comité internacional del 17 de octubre

Descargar todo el documento: