« Ajuda de Mãe - Ayuda a la Mamá »
ajuda_de_mae.jpg
Carta a Nuestros Amigos en el Mundo 90

Madres jóvenes y adolescentes embarazadas, que viven en condiciones muy precarias, evitan el abandono de la escolaridad gracias a la institución «Ajuda de Mãe – Ayuda a la Mamá», un proyecto de acogida y de enseñanza donde se aprende también a respetar las reglas y a adquirir hábitos de trabajo.

Este proyecto es realizado en colaboración con un colegio-instituto de Lisboa y está dirigido a todas las “mamás jóvenes que habían dejado la escuela o que se arriesgaban a hacerlo debido a su bebé”, explica la  presidenta. Ella añade: “Muy a menudo, la vergüenza de estar embarazadas las empuja a marcharse. Y es difícil encontrarlas para que vengan a terminar el año escolar.  Luego podrán permanecer para los años siguientes, o ir a una escuela estándar llevando a su bebé a una guardería infantil. Durante el primer mes del bebé, las madres jóvenes pueden recibir los cursos en sus casas. Después, ellas vienen a la escuela de “Ajuda de Mãe” y pueden dejar a su bebé en la guardería infantil de la institución. Durante los cursos, las mamás pueden ser llamadas para amamantar a sus bebés. El éxito escolar de nuestras alumnas es de un 85%!”
 

En “Ajuda de Mãe” se aprende también a preparar el nacimiento del bebé, como nos lo contó Joana al final de un curso donde le habían enseñado cómo bañar a un recién nacido. Al saber que estaba embarazada a los 19 años, Joana tuvo mucho miedo ya que “sabía que no tenía los medios”. Cuando se descubrió su embarazo fue echada de sus trabajo. Sin familia y sin empleo, ¿cómo hacer? Afortunadamente le hablaron de «Ajuda de Mãe» y, una semana después, fue acogida en la casa de las mujeres adultas de la institución. Ella recibió el apoyo que necesitaba. “Me encontraba completamente sola, solo tenía al padre del bebé pero él vive muy lejos y tampoco tiene medios”, dijo ella.

”Ajuda de Mãe” dispone de tres casas, siempre llenas, donde acogen a 25 mamás. Por otro lado, el año pasado, la institución dio seguimiento a unas 1.300 familias, y a otras tantas el año anterior. Apoya a unas 150 familias al mes y distribuye pañales, leche y papillas para muchas otras aún. Cuando las necesidades más urgentes son satisfechas, las familias “están más disponibles para  seguir una formación con la esperanza de reintegrar el mercado del trabajo”.
 

Susana S., Portugal

Palabra clave :