2012 - Mensaje del Comité Internacional 17 de Octubre
comite_2012.jpg

Acabar con la violencia de la extrema pobreza;
apoyarse en las capacidades de todos para construir la paz.

El Comité Internacional 17 de octubre se felicita de la elección del lema de la Jornada Mundial de rechazo de la miseria del presente año que pone en evidencia la urgencia de acabar con la violencia de la extrema pobreza para promover la paz en cada una de nuestras sociedades.

La extrema pobreza destroza la vida y el espíritu de los seres humanos. Más niños, jóvenes o adultos han perdido sus vidas por culpa de la miseria y del hambre que como consecuencia de los conflictos armados que la humanidad ha conocido jamás.

Cada día a lo largo de sus vidas, muchas personas que viven la pobreza extrema se ven confrontadas y amenazadas por la falta de comida, la falta de vivienda o por no tener acceso a los servicios de base. La mayor parte de las veces viven en ambientes precarios, degradados y sin seguridad. Y cuando tienen la suerte de encontrar un empleo, tienen que soportar muchas horas al día realizando trabajos mal pagados, precarios, muchas veces en condiciones laborales peligrosas.

Todo este cúmulo de sufrimientos, humillaciones y privaciones cotidianas y la exclusión social que implacablemente genera, provocan y perpetúan la violencia contra las personas que viven en la miseria. Esta situación insostenible supone una escandalosa violación de los Derechos Humanos.

A pesar de esto, y con demasiada frecuencia, estas víctimas silenciosas son injustamente descritas como agentes de violencia, y añadirán que son una amenaza para el orden y la estabilidad social.

Frente a una discriminación y una violencia endémica y omnipresente ejercidas contra las personas que viven la extrema pobreza; ¿Cómo podemos construir una sociedad justa, ecuánime y pacífica?. ¿Por dónde comenzar?.

El primer paso es reconocer que la miseria es, en efecto, violencia.

Este reconocimiento proporciona valor, refuerza el coraje de las personas y comunidades confrontadas a la pobreza.

Proporciona información y suscita la toma de conciencia en el seno de las sociedades, sobre la violencia implacable de la miseria y refuerza la solidaridad con las personas que la viven; en su combate diario contra las privaciones, la discriminación, la injusticia social y la pérdida de dignidad.

Dicho reconocimiento crea los fundamentos sobre los que construir un camino hacia la paz y la armonía social.

La paz duradera emerge cuando las sociedades garantizan, protegen y respetan la dignidad y los derechos fundamentales de todos sus ciudadanos. La paz prospera y florece cuando una sociedad aprende a escuchar la voz de cada persona. Solamente creando vínculos de cooperación mutua con las personas que viven la extrema pobreza podemos aprender, a partir de su valor, su visión, experiencia y conocimiento, cómo alcanzar un mundo de paz para todos.

Hace 25 años se celebraba por primera vez la Jornada Mundial de Rechazo de la Miseria (declarado por las Naciones Unidas como la jornada internacional para la eliminación de la pobreza). Esta conmemoración anual promueve activamente el diálogo y la comprensión entre personas que viven la pobreza, sus comunidades, y la sociedad en su conjunto.

Esta jornada ayuda a generar espacios públicos y un foro extraordinario en el que tomar acta de los esfuerzos permanentes de las personas que viven la extrema pobreza. Ofrece la posibilidad de la expresión en público, “tomar la palabra”, de ser escuchado y de compartir preocupaciones y el punto de vista propio. Significa reconocer públicamente que las personas viviendo en la pobreza son y siempre han sido, las primeras en luchar encarnizadamente contra la miseria.

En último término, la transformación social necesaria para una sociedad de paz podrá solamente llevarse a cabo a partir de la contribución activa e igual de cada persona.

Hoy, el Comité Internacional del 17 de octubre, manifestamos nuestra solidaridad con las personas que viven la extrema pobreza y renovamos nuestro compromiso solemne con la erradicación de la miseria y por la creación de un mundo de paz y de justicia.

Donald Lee ,

Presidente del Comité Internacional 17 de Octubre

Palabra clave :