¿Qué queremos hacer ahora?
logo-edito.jpg
Carta a Nuestros Amigos en el Mundo 86

El trabajo realizado por el Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo en los cinco continentes para evaluar el impacto de los objetivos de desarrollo del Milenio ha confirmado que “las políticas de lucha contra la pobreza, pensadas sin las personas pobres, no les benefician más que en contadas ocasiones y a menudo se vuelven en su contra”.
 

Por el contrario, si logramos crear las condiciones necesarias para no dejar a nadie de lado y para que todas las personas contribuyan; los proyectos y las políticas, en vez de dividir, unirán, y en vez de hacer que aumenten las desigualdades, servirán para reducirlas. De ese modo la justicia, la libertad y la paz avanzarán para todos y todas. Nuestra esperanza es de ver cómo esta ambición se difunde y amplifica por todo el mundo, como un verdadero punto de apoyo para un desarrollo sostenible que alcance realmente a todas las personas.
 

Esta es también la opinión expresada por quienes han participado en la Universidad Popular Cuarto Mundo celebrada en el Parlamento Europeo, en Bruselas, el pasado 5 de marzo. Procedentes de una decena de países
europeos, militantes confrontados diariamente a la pobreza, miembros de la ciudadanía y del funcionariado así como representantes de las instituciones europeas, dialogaron y debatieron conjuntamente propuestas para ayudar a la construcción de una Europa acorde a sus valores: los derechos humanos, la democracia y la paz.
Este encuentro es un paso más en el largo combate por el reconocimiento de las personas que viven en situación de pobreza como miembros de la ciudadanía capaces de aportar, por su experiencia de vida y por su propia competencia, una contribución esencial para la  construcción de un mundo con y para todas las personas.
 

Estuve impresionada por la reflexión de un grupo de militantes en relación a las condiciones necesarias para la participación en la vida pública y ciudadana de las personas en situación de extrema pobreza. Alguien afirmó: “Nuestro objetivo no es hablar en lugar de los demás, es seguir yendo en su búsqueda”. Buscar a quienes aún no están, este es el punto de referencia del que tenemos que partir en todo aquello que emprendamos. ¿Qué hacemos para que logren encontrar su lugar entre nosotros, para que puedan expresarse libremente y contribuir al cambio, para que influyan en nuestros proyectos y programas?
 

Isabelle Perrin, Delegada General
Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo
 

Livre: